Patrones refutadores

En la ayuda al prójimo

malvadas son las pajas

metidas en ojo ajeno

incrustadas por el culo adentro.

No tener otra vida

donde meter y sacar

todos esos colegas falsos

que se ríen de tu enfermedad.

Hay modos y maneras

en el medio de toda pobreza

que no solo grita el bolsillo

sino también los mal paridos.

Y aunque hay risas contagiosas

que siempre se pegan los mismos

los zampabollos que vivimos en una cueva

somos el cero a la izquierda.