Nos van callando lentamente

Un ser venerable

con un alma chamánica

en una torre vigilada 

por orcos de uniforme.

La cárcel que se nos impone

en los estados modernos

donde ya no es libre el pensamiento

donde todo son maleficios. 

Y ya no importa ser 

un perro de esqueleto con collar

ahora nada esta bien

y menos con la razón protestar.

Como en una cueva de brujas

buscar la parte proporcional es inútil

siempre se comerán al recién nacido

para evitar males mayores.