Tenía que olvidarte

Así fue

después de un año

tenía que olvidarte

2019.

Todos los fines de semana

sin salir de casa

toda esa esclavitud del cuerpo.

Aquellas cosas que no pude hacer

que no me dejaste

y sigo echando de menos.

Ahora me enamoro del 2020

y en sus primeras horas

sigo sin poder hacer nada.