The mercenary

Soy la base

el puño fuerte

la bala cargada

un cañón de bolas.

El hacha

 de la movida madrileña

el terremoto más grande

el que no usa ropa interior.

El increible

devorador de plátanos de Canarias

que se afeita con lanzallamas

y come palomitas de maíz.

El que te sopla detrás de la oreja

un pergamino irreemplazable

la rata que se come al caracol

el último jinete del apocalipsis.