Mala pata

Hoy para desayunar dos veces he sufrido una rotura de fibras del gemelo izquierdo cuando me iba a subir a la ambulancia camino del hospital, al menos he podido aprovechar la ambulancia para un dos por uno. Tres semanas de reposo y recuperación, como si no tuviese bastante con mis problemas con mi enfermedad degenerativa.

Por momentos me da la impresión o pienso que me han puesto un mal de ojo o me están haciendo un conjuro para que me muera de dolor cada puñetero día del año, y es que cuando tengo un día bueno me salen seis malos, y desespera muchísimo vivir así. Sin poder trabajar, sin medios económicos que me ayuden, el de urgencias me dijo que en unos días si podía pagarme un fisio sería genial, malamente llego a fin de mes como para permitirme un fisio con los precios que tienen por sesión, me tiro de los pelos que no tengo de la rabia.

Para colmo con tanta medicación que ya tomo de manera crónica, me han puesto un par de inyecciones y estoy que me caigo, como si me sentasen en una noria y mi cabeza no para de dar vueltas, intento distraer el dolor y mantenerme consciente por eso estas líneas para desahogarme, menos mal que mi gato me hace compañía es mi pilar fundamental para seguir viviendo porque a veces me entran ganas de mandarlo todo a la mierda.

Perdonar este rollazo pero al menos soltándolo se me hace la carga menos pesada, un abrazo.