Tus momentos

Sorprendida

entre dos lunas violeta

en un camino de belladona

entre vientos de platino.

Asombrada

por el canto de la ballena

la caricia del pulpo

el beso de una mariposa.

Alucinada

por el sexo del mar con las rocas

los valores de las nutrias y la madera

una gota de agua.

Enamorada

de un viejo ermitaño

de sus pensamientos imperecederos

de su eternidad proscrita.