Cuando matarlo es poco

¡Ponte las zapatillas!

  • No quiero.

¡Qué te pongas las zapatillas!

  • No quiero.

Pues ponte las botas.

  • ¿Para ponerse las botas mejor en zapatillas, no?