Arañazo

Las marcas sobre mi piel

profundo y cortante

un arañazo señala

un combate a muerte.

Donde las garras

que marcan el cuerpo deseado

hacen de la caza un juego

la primera aventura.

Y te fijas en ella

clavando tu mirada con preguntas

¿quién te ha arañado?

pecador de mi conciencia.

Tu maullido

es como un remate a puerta vacía

porque no siempre es lo que se ve

un momento de desenfreno.