Hedor

La mascara cubre tu rostro

eres la cucaracha que habita en mi

asombrada por salir de mi nariz

gustosa de ver la luz.

Buscando el hedor

de mi cuerpo lleno de grasa

de partes sin identificar

una probeta bacteriana. 

Lastimero callo

que no deja posar el pie 

en esa mierda de perro

a la puerta de mi cueva.

Ya estamos en la época

de ponernos los disfraces

con la única diferencia

de que a mi nunca me hizo falta.