La locura de ser loco

Amo ser loco

cuando no tiene nada en común

la locura con lo absurdo

o la fascinación.

Amo estar en la locura

de un ser loco por costumbre

por inadaptarme a la costumbre

de seguir divagando.

Loco de atar

o desatar lo que está atado

no por loquear de más

eres menos prescindible.

Amo sentirme así

con la vileza de la locura

saltándome por la boca

cuando todos quieren que me calle.