Crónica de lo insólito

Lo eterno

no es moderno

es utópico

es sincero.

Lo moderno

es antiguo

procesado y mejorado

restaurado.

La utopía

es un fracaso del presente

que se hace eterno

en el pasado.

La sinceridad

es una constante

que hace que todo lo veamos

por el ojo de una aguja.