“Pezones…”

Son miuras

cortando el césped

marcando una rotonda

cerrando mi parcela.

Puntos

sin comas y sin sal

saboreados como buen vino

perdición de hombres y mujeres.

Dos buscadores

del misterio escondido

poco ven la luz

pero participan de la vida.

Secretos ambos

que dominaron a poderosos

pues juegan con la gravedad

mueven mareas.