Devorando lo verde

Te vas acostumbrando que llega

el movimiento del caracol a la verdura

a devorar con insistencia mi cordura

todo aquello que es mi esencia.

Y otra cosa es la perdida de sangre

que vas manchando todo con las horas

las infecciones te consumen en errores

donde echas de menos algo.

Los demás caracoles ven al cielo

les gusta los días de lluvia y grises

devorar todo lo verde es un complejo

una broma de la madre naturaleza.

Y todas las cosas que les digo

en un momento de clorofila activa

es como un melón por abrir en mis narices

mientras mis pensamientos se desangran.