Limpiando la casa

La carcasa de mi alma

es de un profundo sentir

se agarra a la vida

aunque ame a la muerte.

En los cuentos de mi vida

me pase unas horas limpiando

el nicho donde estará mi casa

hasta que me manden al osario.

Y aunque sea negativo

toca amoldarse y acostumbrarse

que saber lo que te toca

aun con pesares es mal de muchos.