Me quedo con la rosa

Tengo una rosa

escondida en mi bolsillo

me recuerda quien eres

lo que soy para ti.

Todos los días está fresca

absorbe la humedad de mi piel

me lleva su aroma por mi cuerpo

vive en armonía conmigo por ti.

Me da miedo entregártela

aunque en principio era para ti

pero creo que la rosa me quiere

y se pondría triste sin mi.

Por eso he decidido

y muy a mi pesar quedarme con ella

aunque no lo creas lo haré

y te dejare a ti.