Tormentos de gusto

La violencia de tus orgasmos

es un muro de hormigón

entre mi casa y la tuya

en las cualidades del ser humano.

El jadeo constante y la saliva

los poros abiertos y sudorosos

compuestos químicos de una tabla

de la que no tenemos salvación.

Pistones y émbolos engrasados

dulce medida de carnes y venas

momentos de mente en blanco

sustancias corpóreas ajenas.

Gritos y más gritos sin alarma

golpes en el techo y en la pared

los cimientos tiemblan con magnitud

el pecado se escapa por el desagüe.