La plaga

La pereza

es parte del engaño

las larvas moribundas

devoran a sus anchas.

Como un germen

como algo inusual e intranquilo

la cabeza se retrae

implosionan los pensamientos.

La venda de la piel

que cubre lo sucio y olvidado

amante de lo parcial

de la locura inmediata.

Y yo me pregunto

que satisfacción obtengo de ello

cuando de mis errores

nacieron todos mis aciertos.