Car nal de tu me mi con mi go

Lo más carnal

que me has entregado

es el regalo de tus labios

besando a los míos.

Y aunque me gustaría

explorar otras latitudes

dejas la bitácora en blanco

para que imagine lo tuyo.

Aunque no es desesperanza

el entrar dentro de ti

por la espera a llegar al orgasmo

y verte sudar al sonreír.

Y si tuviese una capsula del tiempo

para congelar el momento

ese en el que los dos podemos

entregarnos derrotando el miedo.

Lo más carnal

que tuve de ti en mis manos

ha sido dormir en tu cuerpo

mientras te decía te quiero.