Hoy no me dejaste dormir

Vuelven a mi las pesadillas

de esos años maravillosos

por las calles de Bellavista

torturando y matando mi alma.

Llegue con una mochila

y el amor infinito como comida

di todo lo que tenía por tus ojos

incluso me deje la vida.

Fui lo más fiel que nunca se encontró

y te esperaba como agua al río

quería envejecer y llenarme de ti

pero me reservaste el infierno.

Ejecutaste sin piedad lo construido

porque demoler es tu entretenimiento

capricho de la muerte en vida

por fastidiar los sentimientos…