Mimos

Me gusta cabrearte

y que pienses que me meto contigo

porque te enojas y sulfuras

y te quedas muy graciosa.

Luego echas espuma por la boca

y te escondes bajo las sábanas

empiezas a soltar insultos multiplicados

mientras me metes mano.

Y es que no sabes estar tranquila

y que no suceda nada a tu alrededor

no esperas a los terremotos

porque los vas provocando a tu paso.

Y sabes cambiar de color con mis palabras

como si fueses un camaleón

pero eso no quita tu belleza

porque de eso sabes un montón…