Hay salida, lo sabes,….

Intente atragantarme en el regaliz que me regalaste para llevarme a tu dimensión y a fe que lo intente pero no le pidas milagros a quien no cree en santos ni a quien los te quieros de tu boca le saben a azafrán y a especias inimaginables. Se que puedo llegar a quererte tan cual eres, con tu carabina, con tu recarabina, con tu rederecarabina para que mi oscuridad no te excomulgue, pero te echo de menos aunque me digas que no.

Se que no soy el amor que te hace durar los créditos de una película en Gran Vía, ni meter el manojo debajo de quién protesta por pillarla con la silla de la sala, esa vieja, ¿te acuerdas?. Y en el local de la Meiga nos entonábamos antes de hacernos el amor con el vicio sano de las horas. Y ese baile en las piedras de la segunda planta del caserón ante las murallas de la Baiona más oscura, más tradicional.

Y caen las horas, y tu demuestras que después de los años sin desgastes me sigues recorriendo del ombligo para abajo y que todo lo demás suena a gilipollas, que no saben como dar calor, en un sábado que te hace dejar las sombras en el interior de tu armario, allí donde un dí abandonaste tu consolador de tanto amor que fuiste rebajando entre mojitos conquistadores desde Vincios hasta la piedra, ese Coruxo, la playa de Samil, no me jodas, que te siento afecto.

Sube los grados y dame sin dejarme con las ganas de amarte pero sopla de Sur y si entra la lluvia que me vas a pedir esta vez, late y late pero bendito tu coño eres como un cohete y lo sabes, me miras como tu astronauta bailando en la Ramallosa 2000, bendita tu que puedes provocarme en el amor y en la guerra, no te olvides de dejar las llaves, no me seas como yo, no seas mas perra.

Elemento

Vete

alarga tus alas negras

pósate en el abismo

fuera de mi corazón.

No te necesito

no conoces las promesas

solo el daño eterno

de tu fuego aniquilador.

El odio es tu lema

aplastar los sentimientos

romper las corazas

desproteger un beso.

La luz te escapa

la sensibilidad también

eres la garra penetrante

que quita la vida.

Si llueve ponte el condón

Hoy me han dicho que a ver si me toca la lotería de la primitiva, no se si por primitiva la cosa sera pagada en Euros o con huesos de dinosaurios extintos, pero sea como sea la cosa que me digan eso me llena de orgullo y de satisfa…. joer ya salio la mosca monarca con lo que me gustan los colores republicanos jajajajaja se asemejan más a la bandera del orgullo donde acaparar libertades es más fácil que te toque dicho sorteo.

Lo único que se con seguridad es que ayer a la noche los rayos mega contundentes dejo mi cueva a oscuras y los truenos hicieron de mi sueño ligero una pesadilla que me lleno de mordidas a mi lectura de Edgar Allan Poe para sufrir como un gorrino antes de la matanza, pobre de mi el viento hizo que el hilillo que rodea mi cerebro apretase hasta hacerme estallar la vena que me procura ese oxigeno del que dependo para no cagarme en las magdalenas.

Y mi gato me ha echado un discurso sobre como paso la noche, a pesar de que tiene una habitación para el solo se ve que como nació y vivió la mayoría de su vida en Sevilla cuando andaba currando en esos lares, no le gusta nada el clima hostil de la tierra de su compañero (o sea yo, que eso de dueño me resulta desagradable). Y me la ha liado parda cuando llegue de hacer mis fotos mañaneras, y como ve que paso de su rollo se ha ido a discutir con mi hamster ruso y con mis tortugas de florida, vamos que me esta llenando la casa con un motín de armas tomar.

Para rematar la mañana antes de ponerme a prepararme un bocata de miñocas la colega de la cantera obsesionada con los cuernos me pregunta si soy de ponerlos o de llevarlos, me vino a la mente el desembarco vikingo del verano pasado pero también esa resaca de agua con gas que me hizo sentirme como un globo aerostático en busca de una explicación de porque la tierra es redonda y no plana, ¡ufffff que chunga es la soltería! Y que te hablen de cabras.

Esta tarde dicen que va a caer peor que ayer, el agua hace falta (un momento los cereales de esta mañana me hacen pensar en ir al baño a atascarlo) y si hace falta no te digo más, chubasquero, paraguas o a pillar una gripe ficticia que te haga librarte de todo lo que no quieras hacer llegado el fin de semana, lo dicho….

Gemido, dos, tres y un suspiro.

Cabalgas el misionero como corcel de la muerte, de sesenta y nueve maneras de humedecerme la boca, de rozarte contra la música de mi bello púbico contra el tuyo, de mover las arenas del tiempo con tu melena sudada, eres la media luna que forma la cama donde me amas donde me haces caníbal.

Los ventiladores no funcionan con el calor que desenchufas, tus pechos ojivas nucleares que harían de los súper héroes villanos por bajarte al pilón de tu consciencia, de esa que usas con la psicología de tus nalgas prietas para poner la gestación mas hermosa a mi erección.

Me gusta hacer el amor contigo (no le digas follar al arte de amasar el pan) porque te entregas con las revoluciones justas, evolucionando las posturas al tiempo, a la edad de nuestras vidas, sin comprometer el arnés que sujetándote del techo te impulsa hacia mi miembro, hacia tu cueva del placer, de la dicha.

Eres la seda, el bocadillo de la merienda que no falta, el combustible que furtivamente lo inflama todo, un demonio, vale también esa duende que me castiga con los hechizos para que no falte el riego de esa sangre que la mantiene viva, perra veterana de mil batallas.

Te digo buenos días, contacto, con tacto, suavemente con fuerza, gemido, dos, tres y un suspiro.